Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Preguntas frecuentes sobre la alergia

¿Qué es la alergia?

Es una reacción anormal y exagerada del organismo al entrar en contacto con una sustancia exterior. Esa sustancia se llama alérgeno, y la mayoría de individuos no responde a su presencia de ninguna manera especial.

¿Qué ocurre cuando un alérgeno entra en el organismo de una persona alérgica?

El sistema inmunitario de esa persona responde generando una gran cantidad de anticuerpos llamados IgE. También se liberan sustancias químicas, como la histamina, que provocan los síntomas característicos de las reacciones alérgicas, como lagrimeo, picor ocular, congestión nasal, tos o ahogo.

¿A qué se puede ser alérgico?

Aunque son muchas las cosas a las que es posible tener alergia, lo más común es que sus causantes sean pólenes, ácaros del polvo doméstico, hongos, medicamentos, epitelios de animales, ciertos alimentos y determinados productos como el látex.

¿En qué consisten las pruebas para saber si se tiene alergia?

Para diagnosticar una alergia existen dos métodos principales:

  • El test in vitro es un análisis de sangre cuyo objetivo es detectar la presencia de inmunoglobulinas E (anticuerpos producidos por la reacción alérgica) específicas del alérgeno sospechoso.
  • El test in vivo consiste en depositar sobre la piel del paciente una gota del posible alérgeno, y presionar con una lanceta en el mismo punto para comprobar si hay reacción cutánea en forma de habón. En caso de que exista, se valora su intensidad comparándola con la provocada por la histamina, una sustancia que produce reacción en todos los individuos.

¿Puede confundirse una alergia con un resfriado?

Ciertos síntomas son comunes a ambos, así que resulta posible la confusión. En una alergia son frecuentes el picor nasal y ocular, la mucosidad acuosa y los estornudos; todas esas molestias pueden estar provocadas también por un resfriado, aunque en ese caso suelen ir acompañadas de fiebre. Será necesario acudir al especialista para saber si se trata o no de un proceso alérgico.

¿Es hereditaria la alergia?

El factor genético tiene mucho peso en las alergias padecidas durante la infancia. Cuando uno de los progenitores es alérgico, el riesgo de que el hijo también lo sea ronda el 50 %, y supera el 70 % en caso de que ambos padezcan la enfermedad.

¿Se puede curar la alergia?

La vacunación es, según la Organización Mundial de la Salud, el único tratamiento que puede alterar el curso natural de las enfermedades alérgicas e impedir que las personas con rinitis alérgica desarrollen asma.

¿Están aumentando las alergias?

Sí, y lo hacen a un ritmo elevado. Las previsiones apuntan a una duplicación de los casos en un plazo de diez años.

Las causas parecen ser múltiples. La contaminación atmosférica se presenta como uno de los principales responsables del aumento de las alergias al polen, y la presencia de partículas de diesel en el aire guarda relación con las reacciones alérgicas y el agravamiento de los casos de asma. Factores como el creciente consumo de tabaco o la falta de exposición a los gérmenes durante la infancia contribuyen, también, a la proliferación de las alergias.

Los estudios señalan el estilo de vida occidental como uno de los grandes culpables del fenómeno: pasar demasiado tiempo en lugares cerrados, convivir con animales de compañía y utilizar el aire acondicionado, que facilita la aparición de mohos y ácaros, son algunos de los argumentos para ello.

¿Están surgiendo nuevas alergias?

Así es. Se están observando reacciones de tipo alérgico, antes poco comunes, cuya causa parece ser la introducción en la vida diaria de materiales que, como el níquel o el látex, apenas se usaban hace un tiempo.

¿La alergia puede aparecer a cualquier edad?

Sí, aunque lo habitual es que lo haga en la infancia o alrededor de los veinte años, momento en que la enfermedad ataca con más intensidad. El tipo de alergia tiene también que ver con la edad a la que se presenta: las alimentarias afectan más a los niños y las ocupacionales a los adultos.