Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Consejos

Medidas higiénicas ambientales para pacientes con alergia al polvo doméstico

El seguimiento de las medidas que se describen a continuación, contribuirán a mejorar notablemente los resultados del tratamiento instaurado. Deben mantenerse de forma rigurosa y continuada todas las medidas indicadas. El abandono o relajación paulatina de cualquiera de ellas puede ser causa de un empeoramiento del enfermo.

El dormitorio

  • Procurar que el enfermo tenga un dormitorio individual.
  • Evitar tener moquetas, alfombras, cortinas, peluches, libros u otros objetos que almacenen polvo.

Ventilación, temperatura y humedad

  • Ventilar la casa diariamente.
  • Mantener la humedad ambiental por debajo del 50%.
  • La tempertaura no debe superar los 22°C.

Limpieza del polvo

  • Limpiar el polvo con un trapo húmedo y sin barrer, se hará con un aspirador provisto de filtro HEPA o, en su defecto, fregando.

Almacenaje y lavado de la ropa

  • No guardar ropa húmeda en el armario y mantenerlo bien cerrado.
  • No utilizar la ropa almacenada durante largo tiempo.
  • Cambiar a menudo la ropa de cama y lavarla a 60°C.

Fundas protectoras anti-ácaros para almohada y colchón

  • Utilizar fundas protectoras anti-ácaros que recubran totalmente el colchón y la almohada, de manera hermética.
  • La almohada y el colchón deberán ser de gomaespuma o látex.

Olores fuertes y humos

  • Evitar los olores fuertes de productos químicos, lacas, perfumes, ceras o abrillantadores y toda clase de sprays. También deben evitarse los humos de freir y el del tabaco.

Animales domésticos

  • En la casa no debe convivir ningún animal doméstico o en todo caso, el enfermo evitará su contacto y la entrada del animal en su habitación.
  • Es aconsejable lavar semanalmente al animal.

El coche

  • Aspirar la tapicería del coche para evitar la acumulación de ácaros.
  • Utilizar preferiblemente el aire acondicionado con filtro antiácaros.