Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Consejos para prevenir los ácaros

Todo nuestro cuerpo está protegido por el sistema inmunitario, así que las reacciones alérgicas pueden tener lugar en cualquier parte del organismo y consistir en trastornos muy diferentes.

Dormitorio
Ventilación, humedad y temperatura
Limpieza del polvo
Almacenaje y lavado de la ropa
Animales domésticos
Fundas protectoras anti-ácaros para almohadas y colchón

Medidas preventivas de control ambiental

Moquetas, alfombras y cortinas

El polvo se acumula fácilmente en alfombras y moquetas, así que es aconsejable un suelo liso, más sencillo de limpiar. Lo mismo ocurre con cortinas, cojines y peluches, de los que es mejor prescindir. También es preferible una casa sin demasiados adornos.

Ventilación, humedad y temperatura

Resulta muy importante ventilar toda la casa a diario, mantener una humedad ambiental por debajo del 50 % y controlar la temperatura, que no debe superar los 22 º. De este modo, los ácaros no encontrarán en nuestra vivienda un entorno favorable.

Limpieza del polvo

Lo ideal es eliminar el polvo sin barrer, empleando un trapo húmedo y un aspirador con filtro HEPA, o bien fregando. También hay que aspirar los muebles tapizados con regularidad. La limpieza debe hacerse preferentemente por la mañana y con la ventana abierta.

Ropa de cama

Colchones, mantas, almohadas y edredones son algunos de los lugares preferidos de los ácaros. Lo mejor es usar ropa de cama sintética, cambiarla con frecuencia y lavarla a 60 º. También es bueno que el sol les dé, de vez en cuando, a almohadas y colchones.

Almacenaje y lavado de ropa

Es aconsejable mantener los armarios bien cerrados y no guardar en ellos prendas que todavía no estén completamente secas. Tampoco se debe utilizar ropa almacenada durante mucho tiempo sin haberla lavado previamente.

Animales domésticos

Tener un animal doméstico en casa no es la mejor idea para prevenir la proliferación de ácaros, pero si se tiene, es recomendable lavarlo semanalmente y evitar que mantenga contacto directo con personas alérgicas y que entre en sus habitaciones.

Fundas protectoras antiácaros para almohadas y colchón

Es muy aconsejable el uso de fundas protectoras antiácaros, siempre que recubran total y herméticamente el colchón o la almohada para servir de barrera frente a los ácaros. Es preferible que almohadas y colchones estén hechos de látex o gomaespuma.

Otros

No hay que olvidar que la tapicería de los coches es también un posible nido de ácaros, así que conviene aspirarla regularmente. Resulta prudente, además, evitar los olores intensos de productos químicos, lacas, ceras y abrillantadores, y los humos de frituras y tabaco.